Dirección General de Tributos

Dgt.es

Menuda tesitura. Huelga de transportes (perdón, huelga no que se me enfadan la UGT y Comisiones Obreras), manifestación inapropiada de la ultraderecha española contra el gobierno del cambio. Así, si, ¿mejor? La economía en caída libre, impuestos asfixiantes, los carburantes por las nubes, inflación del 10% y el poder adquisitivo de los españoles desmoronándose como el Real Madrid en el último clásico. Pero ante todo esa problemática, al gobierno se le ha ocurrido la brillante idea de decirle a Pere Navarro: Oye, Pere, anuncia una reducción de la velocidad en los adelantamientos (a partir de ahora esos 20 kilómetros por hora extra en nacionales, se acaban) y añade, o mejor dicho insinúa, que lo hacemos por el mero hecho de recaudar más. Que hasta ahora la gente cuando recibía la multa, recurría el papelajo, aduciendo que estaban adelantando, y las arcas del estado lo notan. No podemos pagarle a la gente del partido para que cuiden a los hijos de los ministros. Ni dar pagas. Ni columpiarnos con las lenguas de los votantes. Madre mía, que no tenemos ni para pipas, Pere, por dios, trata de arrancarlo.

El no poder aumentar la velocidad en carretera en un adelantamiento incrementa la posibilidad de un accidente en un tropecientos mil por ciento (estoy seguro de que existe una estadística, pero me apetece tan poco buscarla como a vosotros leer otra queja mía), pero a ellos les pagan por hacerte la vida lo más difícil posible. Luego, si tienes alguna queja, ya podrás hacerla desde el más allá. Pero bueno, cualquiera que se pusiese alguna vez en su vida a las manos de un vehículo a motor, será consciente de la peligrosidad de la maniobra a una velocidad de 110. Ahora, imaginemos por un instante, cómo será ese adelantamiento a 90 Km/h. Por supuesto que tendrás dos opciones una vez inicies la maniobra, morir estampado contra el coche que viene por el carril contrario, o que te casquen una multa salvaje por salvar tu vida. Pero siempre con la tranquilidad de que el dinero que abones irá a pagar la niñera de un ministro o instalar mármol de Carrara en la residencia de verano del Presidente.

Porque la medida es para poner más radares de tramo, es decir, para multar más y recaudar más. 

Poco les importa ya que pensemos que la medida trata de recaudar más, al tiempo que hacemos más peligrosa la conducción del coche privado y vamos desincentivando su uso entre la población, un poquito más. Ese coche privado que es signo de independencia y libertad, y permite que el ciudadano de a pie pueda ir y venir a su antojo de casi cualquier lugar. Porque ya sabes, amigo, tú tienes que ir en bicicleta mientras los que te dicen que contaminas y te estás cargando el planeta, cogen el jet privado hasta para ir a la boda de su hermana. Porque al final del día, existen clases y “clases”. Todo se mueve en base a eso.

Vas a repagar por usar las carreteras que ya has pagado mediante impuestos, pero luego tras adjudicación privada a empresas afines al gobierno de turno, se han convertido en entes deficitarios en épocas de crisis. ¿Qué osas mantener el coche?, pues van a sangrarte por todos los medios que puedan, hasta que no te queden más ganas de usarlo, pero como vas a mantener su uso porque lo necesitas para llevar comida a la mesa, vas a pagar hasta por respirar en esas carreteras. Por supuesto te lo van a disfrazar de mil maneras, porque eso hacen hoy en día los gobiernos, disfrazar las cosas. Nos gobiernan agencias de comunicación, no tecnócratas capaces. Entonces… ¿qué pasa?, que si vas a repagar por autopistas y autovías, los conductores huirán a las carreteras secundarias, con menos radares y controles. Es decir, que la recaudación va a menguar ostensiblemente, y eso por supuesto que no puede ser (imaginadme aquí en plan serio y con los brazos en jarras). Porque la DGT no es un organismo que controle el tráfico, los accidentes o el buen hacer en las carreteras, es una agencia pública de recaudación. Un ente creado para sablear al ciudadano y que llene sus arcas, cuanto más, mejor. Un ente que siempre estará en positivo, sea la época que sea, por lo tanto no puede permitir el hachazo a sus cuentas que supondrá el abandono de las autopistas y autovías.

Todos sabemos que las carreteras secundarias son más peligrosas, tramos más concentrados y de mayor siniestralidad, y dado que tienen casi el 80% de los radares en carreteras que van a ver reducido su uso notablemente, van a sembrar de radares de tramo las carreteras nacionales. Obviamente, aunque hagan esto, dada la dispersión que se registra en dichas carreteras, los radares fijos y móviles son poco operativos y tienen una rentabilidad irrisoria. Añadimos a su vez, que el impacto que iban a tener en el descenso de la siniestralidad es ínfima, como lo es en las autovías, pero más. Ya me entendéis. ¿Solución?, radares de tramo.

El radar de tramo mide la velocidad en un tramo determinado, pero se da de bruces con un problema a la hora de actuar en este tipo de carreteras: el exceso de 20 Km/h para adelantar. Es decir, ¿podemos adelantar con un exceso de 20 Km/h en esas vías?, entonces en el recurso de la multa presentamos que estábamos adelantando.

Por lo tanto, como la DGT de luces no presume, opta por eliminar el exceso de velocidad para adelantar, y así aumentar la recaudación aunque la siniestralidad y fallecimientos crezcan a la par. Ya sabéis, porque ellos están para salvaguardar nuestra seguridad vial y demasiadas pantomimas más. No, el señor Pere Navarro está para que la recaudación del estado aumente en base a ilegalidades amparadas en el marco legal de un estado de derecho corrupto y maquiavélico, en el que el ciudadano se encuentra indefenso y violado sistemáticamente por el gobernante que debería protegernos de los abusos. Pero, claro, si el abuso lo comete el que gobierna. ¿qué hacer? La ley es la mejor estafa jamás creada, porque a fin de cuentas, predispone a un gobierno a meterla doblada siempre que quiera, y si la ley le dificulta hacerlo, la cambia y a otra cosa.

Puedes recurrir, pero te desgastarás en pleitos que no van a llevar a ningún lado, salvo a la ruina completa a tu persona.

Estamos solos… bueno no, siempre nos acompañará un radar.

9 comentarios

  1. Organismo dedicado a joder al ciudadano y nada más. Menuda maquinaria más bien engrasada tienen

  2. Me imagino a todos estos cumpliendo las normas que nos imponen a los demás

  3. Carreteras que nos han sacado de nuestro sudor y que vamos a volver a pagar otra vez. Es vergonzoso

  4. Tenemos que tragar con todo y tragar con que es por nuestra seguridad y todas esas milongas. Seguridad y un demonio. A sangrar más al españolito

  5. No van a aflojar ahora con lo que se viene jeje

  6. Pasamos de largo por todo y así nos va. No luchamos más ni peleamos por lo que nos deben

  7. Estamos cansadosy esto va a explotar

  8. Ajajajajaja son el club de la comedia pero lo peor es que nos atracan por el camino

  9. Tienes que tener una columna macho

Deja un comentario