Ángel Martín y la true left

Todos, más o menos, conocemos a Ángel Martín (no es un cantante de baladas del estilo de Raúl, en serio), ¿verdad? Es un humorista/presentador/guionista/escritor/monologuista/videotuber/twittero y hombre de calle y otras cosas, que escribió un libro sobre su experiencia dentro de una enfermedad mental, y hace humor, de vez en cuando. No entraré a opinar respecto a ciertos temas sensibles de su persona, o lo que me parezca o me deje de parecer a mi lo que hace. Porque a veces estoy de acuerdo con él, y otras no. Vamos, como viene siendo normal en con cualquier hijo de vecino. Y es que, ese no es el tema. A lo que iba hoy es a que Ángel realizó un video de esos suyos que hace cada día, de dos minutos o algo así, donde en esta ocasión en vez de hablar de actualidad, tocó un tema que ha encendido las alarmas (imaginaos a los Cazafantasmas saliendo en tropel. Tiroritiro tiro tiro tiroriroriro Na Na Na) de algunos personajes de las redes que han optado por la mamatoria buscando mantener su miserable jornal, antes que el amor propio. ¿Qué tema?, si no habéis visto el vídeo, lo que hizo Ángel, en resumidas cuentas, es decir que está harto de la situación que llevamos viviendo más de dos años donde solamente se piden sacrificios a una parte de la población, mientras esos que piden que te sacrifiques siguen viviendo viento en popa a toda vela. Y no tienen intención de ver decrecer su estilo de vida mediterráneo inmoral.

Tremendo, menudo populista de manual. Me sorprende que Ángel no hiciese una disertación en veinte puntos principales sobre cómo solucionar los problemas que acucian al país.

Pero Ángel topó con algo que me temo, no pensaba encontrar: el enfado de la true left. Claro, amigo, la true left ahora gobierna, por lo que ya no puede ir de discursito fácil y vacío en discurtiso fácil y vacío, tirando porque les toca y haciendo crecer el descontento ciudadano ante decisiones dictatoriales y abusivas, porque ahora esas decisiones la toman ellos. Esos mismos ahora te califican el alegato de Ángel de simple y ramplón; peligroso e incendiario, porque trata temas complejos de manera infantil y en caliente. Palabras de trazo grueso, en las que evita culpabilizar a nivel sociedad, generalizando siempre con la clase dirigente. ¿Recordáis algún discurso de esa misma true left mutualizando culpas cuando gobernaba el PP? Yo tampoco. Porque ese discurso de ‘ya está bien que las clases populares paguen el pato’, mientras las élites no se sacrifican lo más mínimo (Al contrario), te lo defendía a fuego toda la true left post 15-M, por muy populista que pueda parecer. ¿La diferencia?, la única diferencia es que ahora gobiernan ellos. El que tiene problemas con el discurso populista, es quien ha cimentado su éxito sobre ese mismo discurso y ahora la realidad le ha dado un golpe que le dejó temblando.

La que le ha caído al pobre hombre por decir que son todos unos sinvergüenzas en vez de decir que los de un lado son unos sinvergüenzas. Parece ser que hacer populismo disfrazado de comedia tan solo puede verse en los Goya, los Ondas, Feroz, cualquier premio random de literatura independiente (si os hablase yo de ese mundo y sus personajes. Algún día) u otra premiación típica española. Cierta gente pensó que tenían la patente en esto, pero la realidad les ha hecho bajar a la tierra de la peor forma posible para ellos: a su manera.

Una gran parte de la sociedad está harta y cansada, y no vais a aplacar ese malestar tildando a esas personas de simplonas y estúpidas. Mucho cuidado con las atalayas ideológicas, porque aquí podemos reírnos mucho. Algunos más que otros, eso sí.

Así que, querido Ángel, con los puristas ideológicos has topado y a partir de aquí entras en el círculo ultraderechista-negacionista por antonomasia, te guste o no te guste. Te haremos sitio, porque, aunque no desees estar, eres de los nuestros a pesar de todo. Somos muchos en este lado: izquierdistas, democristianos, centristas, conservadores, de derechas, anarquistas, apolíticos, animalistas, socialistas y un largo etcétera. Pónganse cómodos.

Showtime!

Apunte: Entiéndase true left por esa auténtica izquierda purista del tipo Podemos, Somos, Sumar, Adelante quien sea, Mas (inserta ciudad), Compromis (Pero no con las menores abusadas), Mareas, Círculos… básicamente, todo lo que ha ido surgiendo o engordándose en los años posteriores al 15M.

Deja un comentario